Hoya de San Blas, Entrada al Parque Nacional de Guadarrama

    Accederemos en el coche desde la M 611 desde Soto del Real a Miraflores a la altura de la gasolinera girando a la izquierda (señalizada para acceder a “Hacienda Jacaranda”) y por el camino de La Cruz de Toribio. Una pista con buen firme hasta llegar, girando a la derecha, hasta el GR- 10 directos a la Ermita de San Blas. Aquí dejaremos el coche y daremos comienzo a la ruta haciendo una visita a esta sencilla pero original Ermita.

Tomamos rumbo Oeste por la calle del Cormorán hasta cruzar el arroyo de los Eriales sobre un pequeño puente de piedra y una vez pasado, enlazaremos con el Camino de la del Madroño ó Senda de la Abutarda ( KM1 ). Todo el recorrido transcurre por un firme muy bueno y rodeado de un paisaje muy variopinto. Vamos acompañados a nuestra derecha de un frondoso pinar donde se intercalan fresnos y robles en plena conversión al Otoño. Siempre el frente de nuestro camino y durante este tramo, las primeras cumbres de la Pedriza.

Sobre el KM 2 entraremos en pleno bosque atravesando una barrera para vehículos y cubiertos de una masa vegetal como de bosque encantado. En el KM 3 encontraremos una ruinas de una antigua edificación sin posibilidad de uso por su estado. Continuamos ruta donde los arroyos son parte del recorrido hasta que llegamos a un monolito donde se indica que entramos en el Hueco de San Blas. Tomamos la pista de la derecha dejando el primer desvío donde podríamos acortar la ruta ( KM 3,5 ). Pronto llegaremos al un cobertizo donde se resguardan los retenes forestales. Lugar a tener en cuenta en caso de mal tiempo.
Desde aquí tenemos unas vistas alucinantes, Las Torres de la Pedriza , Matasanos, Asómate a los Hoyos, Peña Lindera, Bailanderos son algunas de las cumbres que arropan este valle y que se dejan ver desde esta zona. Un lujo para la vista ¡¡¡¡.

Poco después de pasar el KM 5 nos encontramos con una barrera a nuestra derecha por la que se sube la Cuerda Larga a la altura del refugio de la Najarra por la denominada Majada de la Porra. El camino toma tendencia de suave descenso y pasaremos junto a una fuente sin agua y con una inscripción que data de 1374.

 

Por encima de nuestra pista, Alto y Collado de Matasanos, Torres de la Pedriza y Esfinge

Pista Forestal señalizada que rodea el Hueco de San Blas

Con rareza vamos sopesando el dato hasta que poco más adelante llegamos a un pilón abastecido con el agua del Arroyo Mediano. Paramos a charlar con un grupo micológico en pleno curso de iniciación. Intercambiamos conocimientos seteros en pleno corazón de la Hoya y donde cambiamos de vertiente del valle. El camino sigue siendo muy agradable y rodeado de pinos impresionantes hasta una zona más despejada donde tomamos un bocado y conversamos por las condiciones de la Meteo tan apropiadas que nos acompañan. Repuestos de fuerzas y sorprendidos por el entorno continuamos nuestro descenso pasando al lado de una curiosas formaciones rocosas. Otro arroyo, en esta ocasión el del Niestro, seguidamente el de Matasanos y nos plantamos en el KM 9. Nos faltan unos 600 m para desviamos por un sendero monte abajo, así que estaremos atentos para no pasarnos. Es un sendero sin complicaciones donde descenderemos en zig-zag por el monte sin posibilidad de perdida hasta llegar a la pista ó Senda de la Abutarda que nos llevara a la entrada a la Hoya por esta vertiente.

Pasado el Km 12,300, llegamos a la barrera hasta donde el grupo de seteros habían dejado los coches. Miramos atrás y las nubes se van apoderando del valle. Cruzamos el puente de Las Pozas y en el siguiente desvío tomamos el de la izquierda donde veremos para mi sorpresa, un pequeño hórreo asturiano. El siguiente referente es el Embalse del Palancar (km14) que rodeamos por su zona Norte hasta enlazar con el Camino de la Cruz de Toribio hasta llegar a una pista de hormigón. Volvemos a tomar el desvío de la izquierda hasta llegar a un complejo privado con dos puertas metálicas. (km16). En la que está situada a la izquierda y metida entre arboleda hay una puerta de metal que nos permitirá seguir la ruta sin problemas.

Una vez atravesada seguiremos paralelos a la valla hasta cruzar el Arroyo de los Eriales ya muy próximo al punto final de esta ruta. Tomamos la pista otra vez a la Izquierda y pronto reconoceremos que estamos en las inmediaciones de la Ermita de San Blas.

DESCÁRGATE EL PLANO DE LA RUTA